Skip to main content
Other
El imperialismo espiritual de Ramón de Belausteguigoitia: América y España en el pensamiento de un nacionalista vasco
Spanish Language and Literature
  • Iker Gonzalez-Allende, University of Nebraska at Lincoln
Date of this Version
1-1-2008
Disciplines
Comments
Published in: El exilio: Debate para la historia y la cultura. Ed. José Ángel Ascunce. Donostia: Saturrarán, 2008. 409-21. Used by permission.
Abstract

Ramón de Belausteguigoitia y Landaluce (Llodio, 1891; Madrid, 1981) perteneció a una de las familias que ha dado más personalidades relevantes a los ámbitos del deporte, la empresa y la cultura vascas del siglo XX. Además de jugar en el Athletic de Bilbao durante cinco temporadas, Belausteguigoitia se licenció en Derecho y amplió sus estudios en Londres, donde trabajó como corresponsal durante la Primera Guerra Mundial (Martínez Salazar y San Sebastián 113). Tres de las constantes de su vida fueron su interés por otras culturas —de ahí los numerosos viajes que realizó por todo el mundo—, su preocupación por los problemas de la tierra y su ideología nacionalista vasca. Así, expuso sus opiniones sobre la agricultura en libros como La cuestión de la tierra en el Pais Vasco (1918), La reforma de la pequeña propiedad rural y la propiedad urbana en el País Vasco (1920), Reparto de tierras y producción nacional (1932) y La transformación de la agricultura en México. Su visión sobre la cuestión vasca se halla en su obra Las bases de un Gobierno nacional vasco (1918) y en diversos artículos que publicó en revistas y periódicos tales como Hermes y Euzkadi. Belausteguigoitia defendía la recuperación de la plena soberanía que había disfrutado el pueblo vasco hasta 1839. Como señala Mikel Imaz, su proyecto nacional vasco consistía en la cooficialidad del euskera y castellano, el desarrollo de la universidad vasca, una sociedad interclasista, una Iglesia nacional y la autonomía administrativa, concibiendo a España como una confederación de naciones (Imaz Irastorza 518). Finalmente, su interés por otras culturas le llevó no sólo a viajar por Europa, sino también por América y Asia. De hecho, en 1925 se traslada a vivir a México, donde regenta un rancho y pone en práctica sus conocimientos agrícolas. En 1936 se encuentra en España cuando estalla la Guerra Civil, cuyas experiencias plasmará en su novela Euzkadi en llamas (1938). A partir de ese momento permanece exiliado en México hasta 1974—aunque regresa a su pais periódicamente—, escribiendo obras como La sombra del mezquite (1951), El valle inexplorado (1960), La gran aventura (1967), La novela de un retrógrado (1970) y La balada de la paz (1971) (Amézaga Urleaga 232). En el exilio Belausteguigoitia continuó siendo un militante activo del Partido Nacionalista Vasco, colaborando junto a sus hermanos Francisco y José María en el Centro Vasco de México.

Citation Information
Iker Gonzalez-Allende. "El imperialismo espiritual de Ramón de Belausteguigoitia: América y España en el pensamiento de un nacionalista vasco" (2008)
Available at: http://works.bepress.com/iker_gonzalez-allende/4/