Skip to main content
Popular Press
Dos jóvenes quemados en Guápulo
Diario Hoy (2012)
  • Fernando Carrión Mena, Arq.
Abstract

La madrugada del sábado pasado (23 de junio), junto a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y en plena plazoleta de Guápulo, fueron quemados dos personas jóvenes, una de las cuales desgraciadamente falleció. Existen varias hipótesis que se manejan para explicar las razones del crimen de estos dos muchachos: La primera, que pudieron haber sido vecinos los ejecutores de este lamentable hecho, quienes los habrían confundido con antisociales y por lo tanto los lincharon. En el mismo barrio del crimen han existido letreros que alertan a los antisociales con escritos tales como: “persona robando será incinerada”, lemas que existen en varios lugares de la ciudad. Si esta hipótesis se confirma mostraría el peso que ha adquirido la justicia por la propia mano, por encima de la justicia pública. La segunda, que producto del uso de la escopolamina u otra de estas drogas (los exámenes forenses darán luz) proporcionadas por dos extranjeros, los jóvenes habrían sido robados en cajeros automáticos (cosa fácil de probar) y luego llevados a Guápulo para ser quemados. Si esta hipótesis se comprueba, quedaría a la luz pública una de las prácticas en crecimiento en Quito para producir asaltos, que desgraciadamente no se conoce un seguimiento. La tercera, que habría un problema entre bandas de micro traficantes que luchan por consolidar los mercados mediante la exclusión física del otro o a través del envío de mensajes explícitos, lo cual explicaría la crueldad y la visibilidad que tiene el acto de quemar a una persona en una plaza pública. Estos hechos llaman en México “asesinato mensaje”. Si esta hipótesis llega a ser cierta, quería decir que hemos entrado en una nueva fase en la distribución de narcóticos en Quito. Sea una de estas tres o una cuarta hipótesis que aparezca, hay algunos elementos que si llaman la atención: por ejemplo, cómo es posible que este horrendo hecho criminal se cometa a lado de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y en la plaza principal del barrio y la policía no haya podido controlar el incidente y someter por el estado de flagrancia a los homicidas. Según familiares de las víctimas, ese momento no estaban los policías en el UPC y, lo más grave, que pudieron haber estado libando. Por eso los que finalmente llegan son los policías de la UPC de la Floresta. Pero también es llamativo que los vecinos de la zona no se hayan percatado de la ocurrencia de semejante acontecimiento, tanto por el fuerte ruido que debe haberse producido como también por la iluminación generada por la incineración. De este execrable hecho se puede hacer una reflexión general: el fiscal de Personas y Garantías de Pichincha, señala que los crímenes que se cometen en Quito ahora son más violentos que hace 10 años. Por eso se observa un incremento de los asesinatos por encima de los homicidios; lo cual quiere decir que se asesina con alevosía, premeditación y con mayores grados de violencia. ¡Este es el caso de Guápulo!

Keywords
  • Guápulo,
  • seguridad ciudadana,
  • jóvenes incinerados
Publication Date
June 30, 2012
Publisher Statement
Diario Hoy
Citation Information
Fernando Carrión Mena. "Dos jóvenes quemados en Guápulo" Diario Hoy (2012)
Available at: http://works.bepress.com/fernando_carrion/534/